Archivo de la categoría: Noticias

Cursos gratuitos Junta de Andalucía 2017 INEM – a distancia y presenciales.

La Formación Profesional para el Empleo (FPE) es un nuevo subsistema que integra los antiguos programas de Formación Profesional Ocupacional (FPO) y de Formación Continua. Los cursos de FPE están gestionados por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) con la colaboración de la Fundación Tripartita y los organismos competentes de las Comunidades Autónomas.

La FPE es un conjunto de acciones que están subvencionadas por el fondo social europeo, los fondos del estado y por la cuota de la formación profesional de los trabajadores. La FPE, través de la formación permanente, persigue que los trabajadores (tanto en situación de desempleo como en activo) puedan mejorar su cualificación profesional, a la vez que se pretende mejorar la competitividad de las empresas.

OBJETIVOS DE LOS CURSOS FPE

La Formación Profesional para el Empleo tiene como objetivo:

– Mejorar la capacitación profesional y desarrollo personal de los trabajadores.
– Proporcionar los conocimientos y prácticas apropiadas a las competencias profesionales exigidas en el actual mercado laboral y a las necesidades de las empresas.
– Mejorar la competitividad y productividad de las empresas.
– Mejorar la empleabilidad de los trabajadores, sobre todo para aquellos que tienen mayores dificultades para mantener su puesto de trabajo o de acceder al mercado laboral.
– Promover a través de la acreditación las competencias profesionales adquiridas por los trabajadores, ya sean formativas o de experiencia laboral.

¿A QUIÉN VA DIRIGIDO LOS CURSOS DE FPE?

Los cursos de FPE están dirigidos tanto a desempleados como a trabajadores en activo:

– Personas desempleadas: A través de una formación a medida, los desempleados pueden mejorar sus competencias profesionales para acceder al mercado laboral.
– Personas en activo: Personas que se encuentran trabajando pero que desean mejorar su formación laboral.
– Personas empleadas en pymes: Dirigidos tanto a las personas que trabajan en pequeñas empresas como a la propia pyme para ayudarlos a aumentar sus competencias profesionales.
– Formación de ámbito estatal: Dirigido a personas que están opositando a un empleo público y que desean recibir formación con las materias relacionadas con el mismo.
– Formación en alternancia: Es un apoyo formativo a la contratación, donde se imparte teoría y prácticas de empresa.

La nueva convocatoria de cursos de formación para desempleados arranca con una oferta de 1.779 acciones y 26.685 beneficiarios

 

Publicada  en el BOJA la resolución de convocatoria de estas ayudas, a las que la Junta destinará más de 71,5 millones a lo largo del 2017.

La nueva convocatoria de cursos de Formación Profesional para el Empleo dirigida a personas desempleadas arrancará con la programación de alrededor de 1.779 acciones formativas, de las que podrán beneficiarse más de 26.685 desempleados andaluces. La Junta de Andalucía pone en marcha ya esta nueva oferta tras la publicación hoy en el BOJA de la resolución para la concesión de estas subvenciones, en régimen de concurrencia competitiva, a la que podrán optar las entidades de formación acreditadas o inscritas en el Registro de Centros y Entidades colaboradoras de Formación Profesional para el Empleo de Andalucía, debiendo contar con medios suficientes y adecuados para poder desarrollar las acciones formativas.

El plazo de presentación de solicitudes es de 10 días hábiles desde el día siguiente a la publicación en BOJA. El modelo de solicitud está disponible en la dirección https://www.juntadeandalucia.es/empleoempresaycomercio/oficinavirtualFPE/ del portal de la Junta de Andalucía. El plazo máximo para resolver y publicar la resolución será de cuatro meses desde la fecha de finalización del plazo de presentación.

Para la puesta en marcha de estas acciones, la Junta de Andalucía ha previsto un presupuesto superior a los 71,5 millones de euros para la presente convocatoria, recursos económicos que se distribuyen entre las distintas provincias en función del porcentaje de desempleados inscritos como demandantes de empleo. Con la publicación de esta resolución, la Junta reanuda la programación de acciones formativas en el ámbito de la Formación Profesional para el Empleo durante este año 2016, cuyas convocatorias superarán los 142 millones de euros, que se dividirán entre los 50 millones de euros para el programa de Escuelas Taller, Casas de Oficio y Talleres de Empleo; los 71,5 millones para los cursos dirigidos a desempleados y los 20,6 millones para acciones dirigidas a trabajadores ocupados.

La nueva convocatoria de Formación Profesional para el Empleo dirigida a desempleados primará el desarrollo de acciones formativas que permitan a los beneficiarios la obtención de certificados de profesionalidad, con los que puedan hacer valer su cualificación profesional en todo el territorio de la Unión Europea, y como garantía de la utilidad de la formación recibida a la hora de acceder a una oferta de empleo.

De ahí que la programación atienda a unas especialidades prioritarias en consonancia con las necesidades de cualificación de trabajadoras y trabajadores en cada territorio, en atención a las demandas de los empresarios de los diferentes sectores productivos. El objetivo es que la formación para el empleo sea un instrumento al servicio de la mejora de la competitividad de las empresas y del impulso de sectores productivos dentro de una estrategia de desarrollo económico de Andalucía. Se han tenido especialmente en cuenta en la programación de las acciones formativas, las especialidades relacionadas con el sector aeronáutico, la soldadura para el sector naval, así como las relacionadas con el sector de la atención a la dependencia y las energías renovables.

Para poder participar en estas acciones formativas, el alumnado deberá constar en alta como persona trabajadora desempleada en el Servicio Andaluz de Empleo, y tendrán prioridad en el acceso a los cursos los inscritos en el fichero del Sistema Nacional de Garantía Juvenil, mujeres víctimas de violencia de género y personas desempleadas de larga duración, entre otras circunstancias.

Entre las novedades que incorpora la nueva convocatoria de acciones de Formación Profesional para el Empleo destaca el diseño de unos criterios de baremación cuantificables que garanticen la concurrencia competitiva a la hora de acceder a las subvenciones para la realización de cursos, así como la imposibilidad de poder subcontratar las acciones formativas por parte de la entidad beneficiaria. Igualmente, la normativa reguladora fija una única forma de pago, de manera que las entidades beneficiarias recibirán como anticipo un 25% de la subvención en el momento de la concesión de la misma, un 35% una vez acreditado el inicio de la actividad formativa, y el 40% restante tras la justificación total de la subvención concedida.

La concesión y los pagos estarán sometidos en ambos programas a las máximas garantías de control con un procedimiento de fiscalización previa. La justificación final de las subvenciones se realizará mediante la presentación de la cuenta general justificativa de la actuación y el informe de un auditor. En el caso de las entidades locales, se llevará a cabo mediante certificado del interventor de dicha administración pública. Esta justificación deberá presentarse en un plazo máximo de tres meses a contar desde la finalización de la programación establecida. Estas medidas cuentan con el informe favorable de la Intervención General de la Junta de Andalucía.

La puesta en marcha de esta convocatoria se une al resto de medidas emprendidas por la consejería de Empleo, Empresa y Comercio para favorecer la creación de empleo, objetivo prioritario de la Junta de Andalucía, entre ellas la Ley de Medidas Urgentes para favorecer la creación de empleo (programas Emple@Joven y Emple@30+), la próxima convocatoria de Construcción Sostenible, las órdenes de incentivos de IDEA a las empresas para el fomento del empleo, las nuevas líneas de apoyo para el sector comercial o el impulso al sector de la minería para la reapertura de explotaciones e investigaciones de nuevos yacimientos.

Nuevos cursos de Vigilante de Seguridad Privada en Alcalá de Guadaíra

9001_ENACDesde el 1 de Abril de 2014, Centro de Formación Antaya , como centro homologado por el Ministerio del Interior, para la impartición de cursos de Vigilante de Seguridad Privada admitimos las preinscripciones para la primera convocatoria de cursos de Vigilante de Seguridad Privada.

 

Los requisitos de los aspirantes han de ser los siguientes:

a) Ser mayor de edad.
b) Tener la nacionalidad de alguno de los Estados miembros de la Unión Europea
o de un Estado parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo.
c) Poseer la aptitud física y la capacidad psíquica necesarias para el ejercicio de las
respectivas funciones sin padecer enfermedad que impida el ejercicio de las
mismas.
d) Carecer de antecedentes penales.
e) No haber sido condenado por intromisión ilegítima en el ámbito de protección
del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, del
secreto de las comunicaciones o de otros derechos fundamentales en los cinco
años anteriores a la solicitud.
f) No haber sido sancionado en los dos o cuatro años anteriores, respectivamente,
por infracción grave o muy grave en materia de seguridad.
g) No haber sido separado del servicio en las Fuerzas Armadas o en las Fuerzas y
Cuerpos de Seguridad.
h) No haber ejercido funciones de control de las entidades, servicios o actuaciones
de seguridad, vigilancia o investigación privadas, ni de su personal o medios,
como miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en los dos años anteriores
a la solicitud.
i) Superar las pruebas que acrediten los conocimientos y la capacitación necesarios
para el ejercicio de las respectivas funciones.
j) No haber cumplido los cincuenta y cinco años de edad.
k) Estar en posesión del título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria,
de Técnico, u otros equivalentes a efectos profesionales, o superiores.
l) Los requisitos necesarios para poder portar y utilizar armas de fuego, a tenor de
lo dispuesto al efecto en el vigente Reglamento de Armas.

Para más información puedes dirigirte a nuestro centro de formación en C/ Atilano de Acevedo 13 Local o llamarnos al 95 568 07 86.

cartelseguridadprivada

¿Cómo tramitar el Acuerdo para la Actividad Formativa?

Para los contratos de formación acogidos a la última reforma laboral R.D. Ley 3/2012, debe seguir los siguientes pasos:
1- Cumplimente el Acuerdo para la Actividad Formativa, ANEXO II y la autorización de pago.
2- Envíelo al siguiente email formacion@antaya.es o a la dirección C/ Atilano de Acevedo nº 13 C.P. 41500 de Alcalá de Guadaíra (Sevilla).
Una vez recibida, ANTAYA procederá a tramitar la formación.

Para cualquier consulta estaremos a su disposición en el 95 568 07 86  o a través de nuestro correo electrónico formacion@antaya.es

Bonificación de la actividad formativa en las cuotas de la Seguridad Social

El día 26 de marzo el Boletín de Noticias Red 2012/02 ha publicado que previsiblemente las modificaciones necesarias en los ficheros FAN para permitir las deducciones derivadas de la impartición de la formación estarán implementadas en el mes de Abril, con lo cual se podrá aplicar para la cotización del mes de Marzo, aunque evidentemente dichas deducciones tienen efecto desde el día 12 de Febrero de 2012, fecha de entrada en vigor del Real Decreto Ley 3/2012. Por tanto, en su caso, habrá que solicitar devolución de cuotas para el mes de febrero.

Número máximo de contratos para la formación y el aprendizaje en función de la plantilla

1. El Real Decreto-ley 10/2011, de 26 de agosto, de medidas urgentes para la promoción del empleo de los jóvenes, el fomento de la estabilidad en el empleo y el mantenimiento del programa de recualificación profesional de las personas que agoten su protección por desempleo, da nueva redacción al artículo 11.2 del Estatuto de los Trabajadores, regulando el nuevo contrato para la formación y el aprendizaje (como se hace constar en la exposición de motivos del citado Real Decreto-ley), que sustituye al contrato para la formación.Pues bien, es en la redacción del artículo 11.2 del Estatuto de los Trabajadores llevada a cabo por el Real Decreto-ley 10/2011, donde queda suprimido la limitación del número máximo de contratos a realizar por las empresas en función del tamaño de la plantilla.De tal forma que las empresas, a partir del 31 de agosto de 2011, fecha de entrada en vigor del Real Decreto-Ley 10/2011, pueden celebrar cuantos contratos para la formación y el aprendizaje estimen oportunos salvo que por convenio colectivo se establezca algún límite.

Por lo que respecta a la mención en el escrito de consulta de la falta derogación expresa del artículo 7 del Real Decreto 488/1998, de 27 de marzo, que desarrolla el artículo 11 del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1995, en materia de contratos formativos, indicar que el propio Real Decreto-ley 10/2011, contiene Disposición derogatoria única que establece expresamente: “quedan derogadas cuantas normas de igual o inferior rango contradigan o se opongan a lo dispuesto en este real decreto-ley”.

En todo caso, no hay que olvidar que el artículo 7 del Real Decreto 488/1998 es de naturaleza reglamentaria, por lo que, en virtud del principio de jerarquía normativa (artículo 3.2 del Estatuto de los Trabajadores), debe ser interpretado conforme a la regulación legal del contrato para la formación y el aprendizaje contenida en el artículo 11.2 del Estatuto de los Trabajadores.

 

2. Recientemente, el 11 de febrero de 2012 se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto-ley 3/2012, de 10 de febrero, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral,  en cuyo artículo 2.dos se introducen modificaciones al artículo 11.2 del Estatuto de los Trabajadores, no variando la regulación anterior respecto a la supresión de la  limitación del número máximo de contratos a realizar por las empresas en función del tamaño de la plantilla.

 

3. En conclusión, podemos afirmar que  las empresas pueden celebrar cuantos contratos para la formación y el aprendizaje estimen oportunos salvo que por convenio colectivo se establezca algún límite a partir del 31 de agosto de 2011 (fecha de entrada en vigor del Real Decreto-ley 10/2011, disposición que origina el contrato para la formación y el aprendizaje y que suprime la limitación del número de contratos de formación  que  puede realizar una empresa en función del tamaño de la plantilla, quedando desde entonces derogado el artículo 7 del Real Decreto 488/1998, en virtud de la Disposición derogatoria única del citado Real Decreto-ley).

Reiterar que Real Decreto-ley 3/2012, de 10 de febrero, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, introduce modificaciones al contrato para la formación y el aprendizaje, modificaciones que se concretan en ampliar las posibilidades de dicho contrato flexibilizando los supuestos de contratación, la duración del mismo, así como las posibilidades de realización de la formación inherente al contrato permitiendo que ésta pueda ser realizada en las empresas, así como, las posibilidades de contratación al permitir que el trabajador sea contratado para distinta actividad u ocupación aunque hubiera tenido un contrato previo de esta modalidad.

Aprobados el contrato para la formación y el aprendizaje y las bases de la formación profesional dual

El objetivo es la implantación progresiva de la formación profesional dual en España, que combinará la formación en el centro educativo con el trabajo y la formación en la empresa.

Se abre una vía de formación atractiva y motivadora para los más jóvenes, que contribuirá a reducir el abandono educativo temprano y propiciará una mayor implicación de las empresas.

El Consejo de Ministros ha aprobado a propuesta de los ministros de Empleo y Seguridad Social, y de Educación, Cultura y Deporte, el Real Decreto por el que se desarrolla el contrato para la formación y el aprendizaje y se establecen las bases para la implantación de la formación dual en el sistema educativo.

La formación profesional dual debe ser una herramienta fundamental para incrementar la empleabilidad de los jóvenes españoles y luchar contra la elevada tasa de paro de este colectivo.

Los trabajadores sin formación se enfrentan a una tasa de paro del 57 por 100, y los que sólo tienen educación primaria, del 38 por 100. Asimismo, casi el 15 por 100 de los trabajadores menores de veinticinco años no ha completado la segunda etapa de educación secundaria. El paro de este colectivo alcanza el 58 por 100.

Además, los trabajadores sin estudios obtienen salarios un 32 por 100 inferiores a la media y los que sólo alcanzaron la educación primaria, salarios un 25 por 100 inferiores a la media.

En este contexto, era necesario rediseñar gran parte del sistema, combinando por primera vez los recursos y esfuerzos de los Ministerios de Empleo y Seguridad Social y de Educación, Cultura y Deporte.

Así, el Real Decreto se configura como una norma laboral y educativa, debido al doble régimen jurídico de la formación dual, dependiendo de que se imparta dentro del marco del contrato para la formación y el aprendizaje, o en el marco del sistema educativo.

CONTRATO PARA LA FORMACIÓN Y EL APRENDIZAJE

La formación dual vinculada al contrato para la formación y el aprendizaje ayudará a reducir el número de jóvenes desempleados y aumentará los cotizantes a la Seguridad Social.

Tal y como recoge el artículo 11.2 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, el contrato podrá realizarse con trabajadores mayores de dieciséis años y menores de veinticinco que carezcan de una cualificación profesional reconocida por el sistema de formación profesional para el empleo o del sistema educativo para concertar un contrato en prácticas para el puesto de trabajo.

Asimismo, se establece que, temporalmente, hasta que la tasa de desempleo se sitúe por debajo del 15 por 100, podrán celebrarse contratos con menores de treinta años, en línea con lo estipulado para el contrato indefinido de apoyo a los emprendedores.

 

Duración del contrato y tiempo de trabajo efectivo

El contrato deberá formalizarse por escrito, su duración mínima será de un año y la máxima de tres años, si bien mediante convenio colectivo podrá establecerse distintas duraciones, sin que la mínima pueda ser inferior a seis meses ni la máxima de tres años.

El tiempo de trabajo efectivo no podrá ser más del 75 por 100 de la jornada el primer año y el 85 por 100 los otros dos, y no se podrán realizar horas extraordinarias, salvo por motivos de fuerza mayor, tal y como contempla el artículo 35.3 del Estatuto de los Trabajadores.

Se amplía el tiempo mínimo de formación del 15 por 100 al 25 por 100 durante el primer año, si bien el contrato es flexible y se puede adaptar a las necesidades de empresarios y trabajadores en un régimen de alternancia de formación con el empleo.

En la formación profesional dual inherente al contrato para la formación y el aprendizaje la actividad formativa se realiza en alternancia con una actividad laboral retribuida. La retribución será la fijada en convenio, si bien en ningún caso podrá ser inferior al Salario Mínimo Interprofesional en proporción al tiempo de trabajo efectivo.

Igualmente, las empresas y los trabajadores podrán beneficiarse de reducciones en las cuotas a la Seguridad Social, tanto durante la vigencia del contrato, como por su transformación en indefinido a la finalización del mismo.

 

Reducción de cuotas empresariales

En este sentido, el contrato para la formación y el aprendizaje prevé la posibilidad de reducciones de las cuotas empresariales a la Seguridad Social del 100 por 100 si el contrato se realiza por empresas cuya plantilla sea inferior a 250 personas o del 75 por 100 en el resto. Asimismo, se reducirá el 100 por 100 de las cuotas de los trabajadores a la Seguridad Social durante toda la vigencia del contrato, incluida la prórroga.

Además, si los contratos para la formación y el aprendizaje se transforman en indefinidos, cualquiera que sea la fecha de celebración, tendrán derecho a una reducción en la cuota empresarial a la Seguridad Social de 1.500 euros/año, durante tres años. En el caso de mujeres, dicha reducción será de 1.800 euros/año.

Existe la posibilidad de que, en un alto porcentaje, el joven trabajador continúe vinculado a la empresa con un contrato indefinido tras la finalización del contrato para la formación y el aprendizaje.

Por su parte, los contratados para la formación con discapacidad podrán, entre otras cuestiones, ver ampliada la duración de su contrato hasta un máximo de cuatro años en función de las circunstancias individuales del trabajador. El 25 por 100 del tiempo de trabajo efectivo podrá dedicarse a rehabilitación, habilitación o ajuste personal o social.

Se prevé que las actividades formativas sean presenciales, de teleformación o mixtas, de acuerdo con la normativa de Formación Profesional y podrá concentrarse la actividad formativa en determinado períodos de tiempo. En todo caso, la actividad formativa deberá organizarse de manera flexible, con garantía de que el alumno pueda cursar los módulos correspondientes.

 

FORMACIÓN DUAL DENTRO DEL SISTEMA EDUCATIVO

En cuanto a la Formación Profesional Dual, el Real Decreto establece un marco para el desarrollo de proyectos de formación profesional dual en el sistema educativo, con la coparticipación de los centros educativos y las empresas, cuando no medie un contrato para la formación y aprendizaje.

Respecto a los centros participantes, se indica que podrán participar los que estén autorizados para impartir ciclos formativos de formación profesional y que establezcan convenios de colaboración con empresas del sector correspondiente, de acuerdo con lo que determine la normativa autonómica.

 

Convenio con la empresa

El proyecto de formación profesional dual, que deberá ser autorizado por la Administración educativa correspondiente, se formalizará a través de un convenio con la empresa colaboradora. El convenio suscrito especificará la programación para cada uno de los módulos profesionales.

El alumno deberá cursar previamente la formación necesaria que garantice el desarrollo de la formación en la empresa con seguridad y eficacia. Las administraciones educativas se responsabilizarán de realizar el seguimiento y evaluación de estos proyectos.

Con esta regulación se pretende establecer las bases para la implantación progresiva de la formación profesional dual en España que combinará la formación en el centro educativo con la formación en el centro de trabajo.

Todo ello con el objetivo de abrir una vía de formación atractiva y motivadora para los más jóvenes que contribuya a reducir el abandono educativo temprano; así como para propiciar una mayor implicación de las empresas en la formación de los alumnos y favorecer la empleabilidad.

Consulta el BOE: Real Decreto 1529/2012, de 8 de noviembre, por el que se desarrolla el contrato para la formación y el aprendizaje y se establecen las bases de la formación profesional dual.